Guía de cuidados para la demencia: soluciones para el cuidado de la pérdida de memoria.

Cuidar a una persona con demencia conlleva dificultades. Como cuidador, puede sentirse triste y frustrado al darse cuenta de que tu ser querido es incapaz de reconocer a las personas más cercanas o está olvidando recuerdos queridos. También es posible que intentes averiguar cómo manejar los desafíos prácticos del cuidado de la demencia, como mantener a tu ser querido seguro a medida que su enfermedad progresa. No estás solo, más de 16 millones de personas cuidan de ancianos con demencia, cada año, según estimaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Muchos cuidadores deciden apoyar a un familiar con demencia en casa, pero a medida que la enfermedad avanza, cuidar de alguien con demencia sin ayuda conlleva dificultades. Si llega un momento en que necesita ayuda, hay diversos recursos y opciones de atención están disponibles.

Comportamientos difíciles de la demencia: ¿Qué esperar cuando se cuida a alguien con demencia?

Los cambios de personalidad y la perdida de memoria suponen algunos de los mayores retos en el cuidado de pacientes con demencia. Si está pensando en cuidar a una persona con demencia, es importante que entienda los síntomas que puede esperar y hacer un seguimiento los mismos.

Las personas con demencia pueden experimentar síntomas físicos, como:

  • Agitación.
  • Acciones o discursos repetitivos.
  • Deambulación por la demencia.
  • Problemas de sueño, insomnio o síndrome del ocaso.
  • Problemas de apetito o incapacidad para comer de forma independiente.
  • Incontinencia

Algunos síntomas mentales del deterioro cognitivo y los comportamientos difíciles de la demencia incluyen:

  • Confusión.
  • Falta de juicio.
  • Manipulación.
  • Perderse en rutas conocidas.
  • Llegar tarde o saltarse eventos.
  • Evitar actividades que antes disfrutaban.

Prevenir o minimizar los comportamientos de demencia mediante el cuidado

Aunque muchos comportamientos desafiantes de la demencia no pueden ser eliminados, las siguientes estrategias pueden ayudar a prevenir o minimizarlos cuando se cuida a alguien con demencia.

  • Aprende a comunicarte mejor con tu ser querido con demencia.
    Entender las diferentes técnicas para mejorar las conversaciones con su familiar puede fortalecer su vínculo y apoyar las interacciones cotidianas.
  • Establece y mantén una rutina.
    Las situaciones y entornos nuevos pueden aumentar la agitación y los sentimientos de ansiedad en las personas con demencia. Minimice las sorpresas y evite programar múltiples actividades importantes cada día, enfóquese en actividades tranquilizadoras y amigables.
  • Crea un ambiente tranquilo y relajante.
    Los cambios ambientales pueden aumentar la agitación y hacer que tu ser querido se sienta desorientado y estresado. Reducir los ruidos fuertes y el desorden, y mantener los objetos familiares puede ayudar.
  • Mantén a tu ser querido activo.
    La actividad física puede ayudar a prevenir la inquietud, la deambulación por la demencia y el comportamiento agresivo. También puede ayudar a tu ser querido con demencia a dormir mejor por la noche. Los paseos regulares, el baile o los ejercicios pueden ser buenas opciones.
  • Controla la dieta.
    Evita el exceso de cafeína o azúcar, que pueden interrumpir el sueño. El alcohol también puede aumentar la confusión, así que intente limitar su consumo, o evitarlo por completo si es posible.
  • Promueve la conexión.
    Hable con tu ser querido sobre el pasado. Muchas personas con demencia pueden recordar cosas de hace décadas, incluso si no pueden recordar una conversación que acaba de tener, mantener estas conversaciones puede ayudar a tranquilizarlo y a fortalecer su vínculo.
  • Proporciona un entorno seguro.
    A medida que la demencia avanza, es posible que le preocupe su seguridad. Si le preocupa la demencia y la deambulación, algunos dispositivos de seguimiento por GPS diseñados para personas con demencia pueden ayudarle a prevenir situaciones peligrosas.

Opciones de cuidado de ancianos con demencia

¿Cómo se cuida a una persona mayor con demencia a medida que su enfermedad avanza? Es probable que los síntomas y las necesidades cambien con el tiempo. En las últimas etapas, cuidar a alguien con demencia en casa sin ayuda puede ser difícil o imposible. Tanto si sólo necesita un breve descanso para centrarse en su bienestar como si busca un apoyo más permanente, encuentre el nivel de atención adecuado para tu ser querido.

Asistencia domiciliaria para la demencia

Si decide cuidar a una persona con demencia en casa, es importante que se asegure de que su hogar es seguro. Los medicamentos y los objetos peligrosos deben estar guardados bajo llave. También puede ser necesario instalar cerraduras adicionales para evitar que deambule y luces nocturnas para reducir la desorientación por la noche.

Si necesita ayuda adicional, los servicios de asistencia a domicilio ofrecen diferentes niveles de atención en función de las necesidades. Los servicios de asistencia a domicilio para la demencia pueden incluir:

  • Acompañamiento.
  • Ayuda con el transporte a las citas.
  • Preparación de comidas.
  • Limpieza.
  • Ayuda con las actividades de la vida diaria (ADL), como bañarse, vestirse y asearse.

Cuidados de relevo para la demencia

El cuidado de una persona con demencia puede conllevar graves riesgos para la salud mental y física del cuidador. Los cuidados de relevo, también llamados cuidados de corta duración, ofrecen a los cuidadores un descanso. Mientras tu ser querido recibe el cuidado de relevo, tu puedes pasar tiempo con otros amigos y familiares, concentrarse en el trabajo, las vacaciones o centrarse en su propia salud y bienestar.

El cuidado de relevo ofrece ayuda con las AVD y la gestión de la medicación en un entorno seguro. Muchas organizaciones de voluntarios, grupos de apoyo y recursos de la zona ofrecen una forma de cuidado de ancianos con demencia, que puede durar desde varios días hasta un mes o más. Algunas comunidades de ancianos especializadas en el cuidado de la memoria también ofrecen cuidados de relevo específicos para la demencia. Esta puede ser una buena forma de probar una comunidad de ancianos antes de hacer un traslado permanente.

Cuidado de la memoria para la demencia

Las comunidades de atención a la memoria se adaptan a las necesidades específicas de las personas con demencia. Estas instalaciones proporcionan un entorno seguro diseñado exclusivamente para fomentar la familiaridad, reducir la confusión y evitar la deambulación. También ofrecen actividades y terapias, como la estimulación sensorial, la musicoterapia y las estaciones de compromiso para conectar con los residentes. El personal de las comunidades de atención a la memoria recibe formación continua para ayudar a los residentes con necesidades específicas y para ayudar a minimizar muchos de los comportamientos difíciles asociados a la demencia.

El cuidado de los residentes ancianos con demencia es el objetivo principal de las comunidades de atención a la memoria. Por eso cuentan con una proporción de personal por residente inferior a la de otras opciones de vivienda para mayores, atención supervisada las 24 horas del día y salidas seguras.

Residencias de ancianos para la demencia

Las residencias de ancianos ofrecen asistencia médica y supervisión las 24 horas del día, además de alojamiento y comida. Los residentes suelen padecer enfermedades muy debilitantes y pueden estar postrados en una cama, en una silla de ruedas o necesitar cuidados diarios de enfermería especializada. Las residencias de ancianos también ofrecen ayuda con las AVD, así como actividades planificadas.

Dado que las residencias de ancianos están diseñadas para personas con enfermedades graves, pueden o no tener formación o programas orientados a la atención de la demencia. La menor proporción de personal por residente limita la atención centrada en la persona para la demencia, y muchas terapias se centran en los aspectos físicos del envejecimiento. Si los problemas médicos de tu ser querido requieren una residencia de ancianos, pregunte «¿cómo se cuida a un anciano con demencia?» para obtener información sobre su experiencia y recursos para los residentes que sufren deterioro cognitivo.

Si no está seguro de qué tipo de atención sería la más adecuada para su caso, hable con uno de nuestros asesores gratuitos de vida de ancianos. Ellos pueden ayudarle a pensar en las necesidades, tus expectativas de atención y los tipos de atención disponibles para encontrar la solución más precisa.

Si te ha gustado el artículo, no te olvides de Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba