¿Cómo obtener un diagnóstico de demencia?

Si crees que tu o alguien cercano está experimentando síntomas de demencia, pide cita para ver a un médico de cabecera. En primer lugar, podrá descartarla, pero en el caso de padecerla un diagnostico temprano mejorará tu calidad de vida, con un apoyo y tratamiento.

No hay una sola prueba que pueda diagnosticar la demencia. El diagnóstico de la demencia se basa en los resultados de una serie de evaluaciones, que serán realizadas por tu médico de cabecera o por un especialista en una clínica u hospital de la memoria.

Evaluación inicial por parte de un médico de cabecera

Cuando hables por primera vez con tu médico de cabecera sobre los síntomas que has estado experimentando, te hará algunas preguntas sobre el tiempo que has estado teniendo los síntomas y cómo le están afectando en tu vida diaria. También hablará contigo sobre tu historial médico y tu estado de salud actual, al margen de los síntomas de la demencia, y comprobará si las enfermedades existentes y la medicación actual se están gestionando adecuadamente.

Es poco probable que tu médico de cabecera haga un diagnóstico de demencia en el acto tras esta breve conversación. Sin embargo, si el médico cree que los síntomas podrían indicar demencia, te recomendará que realice algunas pruebas de capacidad mental, conocidas como evaluaciones cognitivas.

Evaluaciones cognitivas

Las evaluaciones cognitivas son pruebas de capacidad mental que realiza tu médico de cabecera o un especialista en una clínica u hospital de la memoria. Están diseñadas para comprobar tus capacidades mentales, como la memoria, el lenguaje, la percepción, la comprensión y el razonamiento, entre otras cosas.

En la evaluación se te puede pedir que haga una serie de cosas diferentes, por ejemplo:

  • Repetir ciertas palabras o frases, o recordarlas más adelante en la prueba
  • Identificar diferentes imágenes o nombrar el mayor número posible de cosas (animales, por ejemplo)
  • Realizar algunas operaciones matemáticas sencillas
  • Seguir órdenes sencillas
  • Dibujar de forma sencilla, por ejemplo, copiando formas

La evaluación más sencilla puede durar unos cinco minutos y una evaluación cognitiva más exhaustiva puede durar hasta dos horas. Aunque hay pruebas de demencia en línea disponibles de forma gratuita, es importante que un profesional médico realice una evaluación para obtener un diagnóstico adecuado.

Análisis de sangre y resonancia magnética

Además de la evaluación cognitiva, a veces también se comprueba la tensión arterial, se realizan análisis de sangre y, en algunos casos, es útil una resonancia magnética. Los análisis de sangre servirán para comprobar que los síntomas no se deben a otra causa, como un deterioro de la función hepática o renal, o una carencia vitamínica grave.

Una vez que estas pruebas hayan descartado otras causas, puedes realizarte un escáner cerebral. Este escáner buscará evidencias de otros problemas que también podrían causar los síntomas, como un accidente cerebrovascular o tumores cerebrales. El escáner ayudará a confirmar la demencia y el tipo de enfermedad que la causa.

Si te han diagnosticado demencia

Si te han diagnosticado demencia, puede ser un momento de miedo y angustia para ti y tu familia. También puedes experimentar sentimientos de shock.

Tómate el tiempo que necesites para adaptarte a esta noticia. Tu médico de cabecera se encargará de cualquier tratamiento, medicación o control que necesites, pero cuando se sienta preparado, hay otras cosas prácticas en las que puedes querer pensar después de tu diagnóstico.

Si te ha gustado el artículo, no te olvides de Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba