Primeros signos de demencia

La demencia es un término general utilizado para describir un grupo de síntomas causados por diferentes trastornos cerebrales.

Es normal, especialmente a medida que envejecemos, que nuestra memoria se vuelva más lenta. Es de esperar que se produzcan cambios como la dificultad para recordar lugares y nombres. Sin embargo, si empieza a ver los signos de una demencia temprana, hay algunas medidas que es aconsejable tomar ahora.

Signos de diferentes tipos de demencia

Enfermedad de Alzheimer

  • Olvido lo suficientemente grave como para afectar al trabajo, las aficiones o la vida social.
  • Dificultad para realizar varias tareas a la vez.
  • Cambios de humor.
  • Desorientación o pérdida en lugares familiares.
  • Repetir las cosas.
  • Problemas para expresar y organizar los pensamientos.
  • Confusión y extravío de objetos.

Demencia vascular

  • Pérdida de memoria.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Confusión.
  • Cambios de humor, personalidad o comportamiento.
  • Dificultad para caminar y mantener el equilibrio.
  • Es habitual que las personas tengan al mismo tiempo la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular.

Demencia con cuerpos de Lewy

  • Alucinaciones.
  • Problemas de memoria.
  • Falta de juicio y confusión.
  • Somnolencia excesiva.
  • Desmayos, inestabilidad y caídas.
  • Alteraciones del sueño y sueños vívidos.
  • Cambios de movimiento (temblores, rigidez, falta de expresión facial, problemas de equilibrio, caídas)

Buscar consejos médicos sobre los primeros signos de demencia

Si tu crees que tu o alguien cercano está experimentando síntomas de demencia, pida cita para ver a un médico de cabecera.

En primer lugar, podrá descartarla. Pero si vive con demencia, cuanto antes se le diagnostique, mejor, ya que puede mejorar su calidad de vida con un apoyo y tratamiento tempranos.

Un diagnóstico precoz también le da tiempo para tomar decisiones sobre sus preferencias de cuidados futuros y poner en marcha los planes que pueda tener.

No hay una sola prueba que pueda diagnosticar la demencia. El diagnóstico de la demencia se basa en los resultados de una serie de evaluaciones, que serán realizadas por su médico de cabecera o por un especialista en una clínica u hospital de la memoria.

Si has recibido un diagnóstico de demencia, puede ser un momento de miedo y de disgusto para ti y tu familia. También puede experimentar sentimientos de shock.

Tómate el tiempo que necesite para adaptarse a esta noticia. tu médico de cabecera se encargará de cualquier tratamiento, medicación o control que necesite, pero cuando se sienta preparado, aquí tiene algunas otras cosas en las que podría pensar después de su diagnóstico.

Formas de ayudar a alguien con demencia precoz

En las primeras etapas de la demencia, muchas personas son capaces de disfrutar de la vida de la misma manera que antes de su diagnóstico. A medida que los síntomas avanzan, la persona puede sentirse ansiosa, estresada y asustada por no ser capaz de recordar cosas, seguir conversaciones o concentrarse. Será de gran ayuda para la persona con demencia si tu puedes ayudarla a organizarse y a adoptar buenas rutinas ahora, lo que a su vez la ayudará a mantener sus habilidades, capacidades y una vida social activa.

Anima a la persona a que le ayude con las tareas cotidianas, por ejemplo:

  • Comprar.
  • Poner la mesa.
  • Jardinería.
  • Sacar al perro de paseo.

Si es necesario, las ayudas a la memoria utilizadas en el hogar pueden ayudar a la persona a recordar dónde están las cosas. Adoptar unas buenas rutinas ahora facilitará la vida en el futuro. Si, por ejemplo, su ser querido tiende a dejar las llaves de la casa en distintos lugares, buscarlas será cada vez más frustrante para él a medida que pase el tiempo.

No es necesario que te enfrentes solo a la situación

Tanto si es tu como otra persona a la que se le han diagnosticado los primeros signos de demencia, hay ayuda y apoyo disponibles para ambos. Hay varias organizaciones en España que pueden ofrecerles asesoramiento y apoyo sobre todas las fases de la demencia.

Estas organizaciones ofrecen asesoramiento, apoyo individual e información práctica, y es posible que también haya grupos de apoyo locales en su zona. Si tu proporcionas cuidados informales a una persona con demencia, también existen grupos de apoyo a los cuidadores y foros en línea en los que puedes reunirte y charlar con personas en su misma situación.

Si te ha gustado el artículo, no te olvides de Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba