Protocolo de Ingreso en Residencia de Mayores

Las residencias de ancianos son centros especializados en el cuidado de las personas mayores de 65 años de edad y/o dependientes, los adultos mayores pueden vivir permanentemente o temporalmente dentro de la residencia, aunque el caso más común es que los ancianos entren a una residencia permanentemente. Actualmente las residencias de ancianos son una alternativa para las familias que no pueden hacerse cargo de los cuidados básicos de su ser querido, ya sea por situaciones económicas, familiares o sanitarias. 

Los centros geriátricos ofrecen una variedad de servicios y depende de la calidad o la ubicación del centro los servicios pueden variar. Sin embargo, los servicios básicos son el alojamiento y manutención, atención psicosocial y de rehabilitación, mantenimiento de sus capacidades físicas y mentales, atención sanitaria y cuidados personales. España cuenta con dos tipologías de residencias, las que se encuentran bajo gestión privada y las de administración pública. 

Ingreso a una residencia de ancianos

El ingreso a una residencia de ancianos es un momento de gran impacto emocional para las familias, dejar a su ser querido bajo el cuidado de extraños es un paso muy difícil. Al igual que para el adulto mayor, la adaptación al nuevo ambiente, su lugar nuevo de residencia puede ser un proceso de adaptación importante y que hay que tener mucho cuidado. 

Entrar a una residencia no es sólo pagar una mensualidad y dejar al adulto mayor en su nuevo hogar. Hay un protocolo que hay que seguir para que el ingreso sea efectivo y de la mejor manera para los familiares y ser querido.

Contrato asistencial de la residencia

Uno de los primeros pasos para hacer el ingreso efectivo a la residencia de mayores es revisar el contrato, ya que la ley española obliga a firmar un contrato que especifica cada norma, servicio y todas las formas administrativas donde queda plasmado el ingreso de una persona a vivir en el centro geriátrico.  Este contrato, que independientemente que la residencia sea privada o pública, contiene mucha información y es necesario que se lleve a casa para poder entender todas las cláusulas,  para evitar futuros inconvenientes.

Reglamento de régimen interior

Además del contrato, en el momento del ingreso de un adulto mayor a una residencia el centro comparte un documento donde están plasmadas todas las normas y reglamentos de la residencia. Este documento se puede encontrar información muy valiosa que va a determinar todas las normas que se deben seguir para la buena convivencia del centro. Los horarios del centro para las visitas, comidas, actividades, también condiciones de admisión y bajas y por supuesto las normas de convivencia. Con la firma del contrato de la residencia estás aceptando las normas que están escritas en el reglamento de régimen interior. 

Antes del Ingreso

Antes del ingreso del adulto mayor, la residencia inicia una serie de tareas como ponerse en contacto con el adulto mayor y sus familiares, programando una visita para conocer su estado de salud y recopilar informes médicos, entre otros. El siguiente paso es crear un informe que contenga toda la información recopilada, como antecedentes personales, familiares y sociales, datos personales y situación actual del adulto mayor, además el motivo de su ingreso al centro de mayores. 

Momento del Ingreso

El departamento de asistencia social es quien se encarga de recibir al adulto mayor y sus familiares para terminar de completar los datos faltantes, especialmente la ficha social que debe tener el dato de contacto de los familiares a cargo, fotos, cartilla de la Seguridad Social y DNI de el nuevo residente y de su familiar de contacto. Luego es el momento de presentar a toda la plantilla del centro, a los compañeros, a su habitación y todas las instalaciones. 

Después del ingreso

Una vez el adulto mayor se instala en su habitación inicia el proceso de evaluación de sus necesidades, el tiempo del protocolo para la evaluación es de 15 días aproximadamente después del ingreso. Lo siguiente es elaborar el plan de atención individual de cada residente, este programa se compone de las actividades y programas de la Cartera de Servicios, equipo interdisciplinar, definir objetivos asistenciales y ajustar el cuidado personal. Y el proceso más importante y que se considera indispensable es evaluar el periodo de adaptación que se evalúa después de 90 días desde el día del ingreso. Se evalúa los indicadores de adaptación como las relaciones, participación del residente y estado de ánimo para hacer un informe de adaptación e incluirlo en su historial. 

Conclusión

Cuando se trata de las residencia de mayores y el trato a ancianos es indispensable que se sienta un ambiente de confianza para poder crear un entorno donde se pueda conversar, resolver cualquier duda con el personal del centro de mayores referente a la estadía de nuestro ser querido, y el mejor momento de hacer es durante el periodo de ingreso. Es importante recordar que la ley para ingresar a una residencia es la misma en todas las Comunidades Autónomas de España, aunque lo que cambia son las normas y reglamentos de cada residencia.

Si te ha gustado el artículo, no te olvides de Compartir:
Ir arriba