¿Qué es la Demencia?

¿Qué es la demencia?

La demencia es un término general que se le da a una falta de la capacidad de recordar, pensar o tomar decisiones y que afecta gradualmente a las actividades cotidianas. Por lo tanto, no es una enfermedad específica, pero varias enfermedades pueden ser la causa de la demencia en una persona. Muy a menudo, las personas sufren pérdida de la memoria y esto no significa que sea diagnosticado con demencia, pero en algunos casos sí puede ser el primer síntoma de la afección cognitiva.

El desgaste de las capacidades cognitivas se puede apreciar en personas adultas, inicia generalmente a los 65 años de edad, pero no se debe asumir como una enfermedad que parte del envejecimiento.

Cuando comienzan los síntomas de la demencia en las personas mayores, se notan cambios en las emociones y en la personalidad que no pueden controlar. Como hemos dicho, la demencia no es una enfermedad como tal, pero se da cuando las partes del cerebro que gestionan los procesos de aprendizaje, memoria o lenguaje se ven afectadas por una enfermedad, por ejemplo el Alzheimer.

A la edad de 65 años, las personas pueden tener un nivel leve de demencia. Numerosos estudios afirman que al menos el 8 % de las personas a esa edad tienen un grado de demencia, el cual va en aumento cada 5 años hasta cumplir los 85 años, que es cuando se puede determinar que el anciano tiene demencia. Esto se produce en el caso más normal de una persona anciana, es decir, sin un diagnóstico médico.

pexels kindel media 8172829

Tipos de Demencia

Existen varios tipos de demencia que en general no son reversibles. A día de hoy no hay una cura para combatirla pero, sin embargo, hay muchas actividades que ayudan a manejarla, creando un entorno más ameno para la propia persona y su familia.

A continuación mencionamos al menos cinco de los factores que contribuyen con los trastornos neurodegenerativos, que es el resultado de la pérdida de neuronas que no se pueden recuperar y que afecta al cerebro y sus capacidades.

Alzheimer

La enfermedad del Alzheimer es una de las formas más comunes de demencia y es la responsable de al menos un 70 por ciento de los casos que se diagnostiquen como demencia. Y aunque solo se presenta en adultos mayores de 65 años, no se puede asociar como una enfermedad del envejecimiento.

El Alzheimer es una enfermedad progresiva que empeora gradualmente. En sus primeras etapas la memoria se ve poco afectada pero, una vez entre en las últimas etapas, el paciente pierde la capacidad de mantener el contacto con el entorno. Es una enfermedad crónica y degenerativa, el promedio de vida es de 8 años una vez los síntomas son evidentes, aunque dependiendo del estilo de vida y otras afecciones de salud una persona, con un buen diagnóstico y tratamiento puede tener una esperanza de vida de hasta 20 años más.

Demencia con cuerpos de Lewy

La causa de la demencia con cuerpos de Lewy se debe a un depósito anormal de la proteína alfa-sinucleína en el cerebro, afectando las sustancias químicas y provocando problemas con la memoria, el pensamiento, movimientos y el comportamiento.

Los síntomas que se presentan en este tipo de demencia pueden confundir porque son parecidos a los de la enfermedad de Alzheimer, además de que la demencia con cuerpos de Lewy puede presentarse con otros trastornos cerebrales.

Una persona con 50 años de edad o más puede ser afectada por la enfermedad, aunque también se han dado casos entre personas jóvenes. Al igual que el Alzheimer, el promedio de vida de una persona diagnosticada con la enfermedad es de 8 años de vida, siendo una enfermedad que actualmente no tiene cura.

Demencia Frontotemporales

Se trata de otro tipo de demencia que afecta al lóbulo frontal y temporal del cerebro, dañando las neuronas o células nerviosas y provocando la muerte progresiva de estas neuronas; reduce los lóbulos frontales, y provoca dificultad en el pensamiento y el comportamiento del paciente, además de problemas emocionales, dificultad para caminar o trabajar.

Varios estudios científicos demuestran que la demencia Frontoremporal afecta a la población entre 45 y 64 años de edad. A diferencia de las enfermedades de Alzheimer y Demencia con Cuerpos de Lewy, el paciente diagnosticado con Demencia Frontotemporal tiene una esperanza de vida de 10 años, aunque dicha especulación dependerá de lo avanzada que esté la enfermedad.

Demencia Vascular

La demencia vascular es otro tipo de demencia. Son afecciones que se ven afectadas cuando surgen accidentes cerebrovasculares u otras lesiones cerebrales que afectan a la memoria, el pensamiento y el comportamiento.

Esta enfermedad se divide a su vez en dos tipos: la primera, la demencia vascular, es la pérdida de la memoria y las funciones cognitivas después de una lesión vascular dentro del cerebro y los síntomas son los problemas de organización, atención, pensamiento lento y resolución de problemas. La segunda, es el deterioro cognitivo vascular, que implica cambios en el lenguaje, atención y la capacidad de pensar o razonar.

También se puede presentar demencia por infartos múltiples, es decir, continuos accidentes cerebrovasculares. En resumen, todas las afecciones que son causadas por accidentes que dañan los vasos sanguíneos del cerebro interrumpiendo el flujo de sangre y oxígeno al cerebro termina con síntomas de demencia.

pexels cottonbro 7450280

Factores que aumentan el riesgo de demencia

Existen diferentes factores que determinan y aumentan el riesgo de padecer demencia y, aunque no es un código establecido, ni se ha descubierto a ciencia cierta las causas específicas, o como combatirlas, son factores que se deben considerar.

Factores
EdadEl factor de riesgo conocido más importante para la demencia es el aumento de la edad.


Antecedentes familiares
Aquellos que tienen padres o hermanos con demencia son más propensos a desarrollarla.


Raza / Etnia
Los afroamericanos mayores tienen dos veces más probabilidades de tener demencia que los blancos. Los hispanos tienen 1,5 veces más probabilidades de tener demencia que los blancos.


Mala salud del corazón
La presión arterial alta, el colesterol alto y el tabaquismo aumentan el riesgo de demencia.


Lesión cerebral traumática
Las lesiones en la cabeza pueden aumentar el riesgo de demencia, especialmente si son graves o ocurren repetidamente.

Factores que se pueden cambiar 

Tanto el ritmo de vida que lleve una persona como los cuidados que se dedique (comida saludable, tener una vida activa, etc.), van a ser factores que influyen considerablemente en su salud a medio y largo plazo, estando la demencia y muchas otras enfermedades determinadas por esto en mayor o menor medida.

Factores
Alimentación y ejercicioLa falta de ejercicio aumenta el riesgo de demencia. Aunque no se conoce una dieta específica que reduzca el riesgo de demencia, las investigaciones indican una mayor incidencia de demencia en las personas que consumen una dieta poco saludable en comparación con las que siguen una dieta de estilo mediterráneo rica en verduras, fruta, cereales integrales, nueces y semillas.


Consumo excesivo de alcohol
Se sabe desde hace mucho tiempo que beber grandes cantidades de alcohol provoca cambios cerebrales. Varios estudios y revisiones de gran tamaño encontraron que los trastornos por consumo de alcohol estaban relacionados con un mayor riesgo de demencia, en particular la demencia de inicio temprano.


Depresión
La depresión en la vejez podría indicar el desarrollo de la demencia.
FumarFumar puede aumentar su riesgo de desarrollar demencia y enfermedades de los vasos sanguíneos
La contaminación del aireLos estudios en humanos han encontrado que la exposición a la contaminación del aire, particularmente por los gases de escape del tráfico y la quema de madera, está asociada con un mayor riesgo de demencia.
Trastornos del sueñoLas personas que tienen apnea del sueño y otras alteraciones del sueño pueden tener un mayor riesgo de desarrollar demencia.
Medicamentos que pueden empeorar la memoriaEvitar los somníferos de venta libre que contenga difenhidramina (Advil PM, Aleve PM) y medicamentos utilizados para tratar la urgencia urinaria como la oxibutinina (Ditropan XL)
Si te ha gustado el artículo, no te olvides de Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nosotros, recibe consejos sobre el mundo de las personas mayores y consigue descuentos.

¡Suscríbete* y recibe en tu correo electrónico valiosos consejos!

Al registrarte, aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra Política de Privacidad. *Recibirás consejos y ofertas de GransLiving.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ir arriba