¿Qué hacer cuando se diagnóstica demencia?

Si a tu ser querido le acaban de diagnosticar demencia o la enfermedad de Alzheimer, puede sentir que su mundo se ha puesto patas arriba. Puede sentirse triste al pensar que los recuerdos más preciados se perderán. Pero ¿Qué hacer cuando se diagnóstica demencia?

Aprender sobre la enfermedad de tu ser querido y comprender lo que puede esperar puede ayudarle a enfrentarse a un diagnóstico de demencia. Puede capacitarte a ti y a tu familia para tomar las mejores decisiones sobre el cuidado de tu progenitor.

¿Cómo afrontar un diagnóstico de demencia?

Puede ser difícil aceptar un diagnóstico de Alzheimer o demencia. La tristeza, la ira, la negación y el miedo son sólo algunas de las emociones que tu y tu ser querido pueden experimentar.

Es posible que esté de luto por su padre, especialmente si ya tiene una pérdida de memoria importante. Anima a tu ser querido a hablar contigo de sus sentimientos con sinceridad.

No pasa nada si no tienes todas las respuestas y soluciones. Un oído atento puede ayudar mucho a que tu familiar se sienta apoyado.

Un diagnóstico de demencia también le ofrece la oportunidad de valorar el tiempo que tiene con su ser querido, aprecia el tiempo que tienen juntos y aproveche las oportunidades para decirle lo mucho que significa para ti. En lugar de pensar en las habilidades que tu ser querido ha perdido o puede perder en el futuro, intente centrarse en lo que tu ser querido todavía puede hacer.

Progresión de la demencia: ¿Qué esperar?

¿Qué hacer cuando se diagnóstica demencia?

La demencia se clasifica en siete etapas con síntomas que van de leves a graves. La mayoría de las personas pueden funcionar de forma independiente durante las primeras etapas. Es probable que tu ser querido siga siendo capaz de conducir, asistir a eventos sociales y vivir por su cuenta.

Sin embargo, los tipos más comunes de demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer, son progresivos. Esto significa que los síntomas empeoran con el tiempo. A medida que la enfermedad de tu progenitor avanza, necesitará más apoyo en las actividades diarias.

La progresión de la demencia también conlleva comportamientos difíciles, como agresividad, agitación, deambulación y problemas de sueño. Las personas con demencia en fase avanzada requieren supervisión y cuidados las 24 horas del día. Pierden la capacidad de comunicarse de forma coherente y a menudo necesitan ayuda para bañarse, vestirse, alimentarse, caminar y usar el baño.

Esperanza de vida de la demencia

La progresión del Alzheimer y la demencia varía mucho. Algunas personas diagnosticadas con Alzheimer u otro tipo de demencia pueden vivir entre tres y 11 años después del diagnóstico, mientras que otras viven 20 años o más. La gravedad de la demencia de tu ser querido afectará a su esperanza de vida tras el diagnóstico de demencia.

Las causas comunes de muerte en personas con demencia incluyen neumonía, deshidratación, desnutrición, caídas y otras infecciones.

10 pasos a seguir si su ser querido ha sido diagnosticado recientemente con demencia

Tu no puedes cambiar el diagnóstico de tu ser querido, pero hay cosas que puede hacer para ayudarle a sobrellevar la situación y a mantenerse sano y salvo el mayor tiempo posible.

  • Aprende sobre la enfermedad de tu ser querido. Entender lo que puede esperar puede ayudarte a sentirse más seguro y capacitado para crear un plan de cuidados de la demencia que se adapte a las necesidades de tu ser querido y mejore su calidad de vida.
  • Busca tratamiento médico. No hay cura para el Alzheimer o la demencia, pero hay medicamentos disponibles para ayudar a tratar los síntomas. Algunos medicamentos pueden ayudar a prevenir la ruptura de las conexiones entre las células cerebrales responsables de la memoria, el pensamiento, el lenguaje y el juicio. Otros evitan que se produzcan más daños en las células cerebrales. Manténgase en contacto con el médico de tu ser querido para discutir el tratamiento adecuado para su enfermedad.
  • Facilita las tareas cotidianas. Ayuda a tu progenitor a mantenerse independiente el mayor tiempo posible creando una rutina fácil de seguir, estableciendo herramientas de recordatorio para las citas y los medicamentos, y recurriendo a servicios de comida si necesita ayuda para cocinar.
  • Encuentra apoyo para el cuidado. No estás solo. Unirse a un grupo de apoyo en línea o en persona puede ayudarte a encontrar información, consejos, ánimo y conexión con otras personas que comparten sus experiencias.
  • Ofrezca apoyo emocional. Lleva tiempo aceptar un diagnóstico de demencia. Dedica tiempo a escuchar los sentimientos y preocupaciones de tu ser querido. Si su padre ha estado triste o deprimido durante varias semanas después de su diagnóstico de demencia, es importante buscar atención médica.

La depresión es un síntoma tratable de la demencia. Si parece que tu ser querido está en negación, hable con tu médico. La anosognosia, una condición que a menudo afecta a las personas con demencia, perjudica su capacidad para entender que están enfermos.

  • Fomente un estilo de vida saludable. Una dieta saludable y un estilo de vida activo pueden ayudar a prevenir y minimizar algunos síntomas de la demencia. Evita la cafeína y el azúcar, ya que pueden aumentar la agitación y agravar los problemas de sueño. Anima a tu ser querido a mantenerse físicamente activo para mantener las articulaciones y los músculos en forma.
  • Haz de tu casa un lugar seguro. Evalúe la seguridad del hogar de tu ser querido. Retira los posibles riesgos de caída, como las alfombras y los cables eléctricos. Asegúrate de que las alarmas de incendio y monóxido de carbono están instaladas y funcionan. Utilice la tecnología para estar conectado y saber dónde se encuentra tu ser querido.
  • Evalúe la seguridad en la carretera. ¿Se pierde tu ser querido en rutas conocidas? ¿Parece confundido o tiene problemas para seguir instrucciones? Los conductores pueden perder la concentración a medida que su función cognitiva disminuye. Esté atento a las posibles señales de que ha llegado el momento de dejar de conducir.
  • Organice los asuntos financieros y legales. Anime a tu ser querido a organizar los documentos legales y financieros. Los documentos importantes, como la lista de cuentas bancarias, las declaraciones de impuestos y los títulos de propiedad de los vehículos, deben guardarse para poder acceder a ellos fácilmente.

Este es un buen momento para preparar o actualizar un testamento, un testamento vital y un poder legal financiero y médico. También puede ser útil informarse sobre los cuidados que tu ser querido puede necesitar en el futuro y cómo pagarlos.

Un abogado especializado en derecho de la tercera edad o un planificador financiero certificado pueden ayudarte y a tu ser querido a planificar los asuntos legales y financieros esenciales.

  • Planifique el futuro. Tu ser querido necesitará cada vez más ayuda. Establezca redes de apoyo desde el principio para que estén disponibles a medida que la enfermedad de tu progenitor avance.

Pida ayuda a otros miembros de la familia, busque asistencia a domicilio o atención de relevo, o infórmese sobre las comunidades de atención a la memoria, que ofrecen supervisión y atención las 24 horas del día para personas mayores con demencia u otras formas de pérdida de memoria.

Si te ha gustado el artículo, no te olvides de Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba