¿Qué ropa llevar a una residencia de ancianos?

Cuando llega el momento de ingresar a un familiar en una residencia de mayores se atraviesan muchos sentimientos, situaciones e incertidumbre ya que es una etapa muy difícil, tanto para el anciano como para los familiares. Durante ese momento estamos pensando en muchas cosas, y nuestra atención mayor recae en todo el papeleo y proceso administrativo que hay que hacer para que todo esté listo. Pero luego viene otro paso muy importante para que nuestro familiar se sienta bien y el ingreso o cambio de vida que empieza a suceder sea lo más amigable posible, para ello hay que considerar todos los detalles relacionados con nuestro ser querido. 

El mismo día del ingreso el personal de la residencia, además de recibir al nuevo residente, tiene que seguir una serie de pasos para que todo esté en orden, uno de esos pasos es hacer un inventario de sus objetos personales que tiene que estar bajo las políticas de la residencia y no puede faltar ninguno que pudiese hacer falta durante su estancia. 

¿Qué debe llevarse a una residencia de ancianos dentro de la maleta?

Es una pregunta que genera duda a todos cuando ya se acercan los días del traslado, y es que no es tan común hablar de ese tema. En principio debemos recordar siempre que las necesidades de un hombre son diferentes que las de una mujer, así que ese es el primer punto importante. Pero antes de armar maletas, la residencia debe darte algunas pautas y consideraciones con respecto a los objetos y artículos personales para tener en cuenta cuando estés armando la maleta. 

Por ejemplo en algunas residencias suelen pedir que toda la ropa esté etiquetada con el nombre del residente para no confundir ningún tipo de prenda. También pueden determinar un número indicado de camisas, pantalones, incluso ropa interior, incluso suelen pedir un pack de ropa para cada temporada del año, así que es importante consultar todo con la residencia. 

Utensilios de higiene personal

Podemos comenzar armando un kit de higiene personal que contenga su cepillo dental junto a la pasta dentrífica, peine o cepillo para el cabello, las gafas y recambios si las suele usar a menudo, prótesis dental y su respectivo receptáculo, tableta para lavar las prótesis, máquina de afeitar y espuma de afeitar, en principio serían estos los utensilios más importante, pero se pueden sumar el shampoo o crema para el cuerpo, perfumes, lima para uñas, todo depende de las necesidades de cada quién. 

Ropa para las mujeres

Como sabemos las necesidades de un hombre son total diferentes de las de las mujeres, así que la ropa necesaria que una abuela debe llevar son por lo menos una braga y sujetador para cada día de la semana, pijamas de su preferencia, incluyendo para las temporadas de invierno y verano, camisetas para cada día de la semana, mudas de ropa completas que pueden ser faldas, vestidos, pantalones depende del gusto de la persona. En cuanto a los zapatos el residente debe meter en su maleta al menos cuatro pares como botas o sandalias, pero además zapatos cómodos para andar por casa. Dentro de la maleta también debe incluir abrigos para la temporada de invierno

Ropa para los hombres

En el caso de los hombres cambia un poco el tamaño de la maleta, suele ser más sencilla, pero de igual manera deben llevar suficiente ropa y la necesaria para su estadía larga dentro de la residencia de ancianos. Al menos una muda de ropa para cada día de la semana que incluye pantalón, camisa y un especial para la temporada de invierno con jersey o abrigo, al igual pantalones cortos para la temporada de verano. Camisetas de tirantes para cada día de la semana, ropa interior y calcetines, al menos dos pares de zapatos, zapatos cómodos para andar en casa, pijamas que se adapten a la temporada del año, es decir, verano e invierno. 

Recuerdos y objetos personales

El cambio de hogar familiar a una residencia de ancianos es un momento muy difícil de vivir para cualquier persona, incluyendo los familiares del anciano, es por eso que las residencias de ancianos permiten a los residentes llevar consigo algunos objetos personales o recuerdos para que se sientan más agusto dentro de su habitación. Además estos objetos personales o recuerdos tienen un valor importante en la adaptación del anciano a su nuevo ambiente. Los objetos que pueden ser considerados son los marcos de fotografías de la familia, objetos decorativos para la habitación, muebles pequeños o mesitas que suelen ser muy apreciadas por los ancianos. En el caso de que la persona mayor tenga autonomía y sepa usar radio portátiles o teléfonos móviles, es posible que pueda llevarlo consigo a la residencia, además de libros, revistas y juegos de mesas, la idea es que se mantenga entretenido con sus actividades o hobbies que más le gusten y que el cambio de la casa a la residencia no sea tan impactante. 

Conclusión

El cambio de ambientes, de hogar y de personas es importante y puede ser muy agotador para las personas mayores, pero si se hace de forma correcta y  amigable esto puede resultar de mucho beneficio para el adulto mayor como para sus familiares. Lo más importante es tomar todas las precauciones e informarse muy bien de lo que puede llegar a necesitar el abuelo durante su estancia en la residencia, además llevar lo necesario para que se sienta cómodo. Otro aspecto que se debe considerar al hacer la maleta de la residencia es marcar de forma visible y con letras bordadas o impresas cada prenda de tu ser querido, porque suelen confundirse o terminar extraviadas, al igual que sus utensilios de uso personal.

Si te ha gustado el artículo, no te olvides de Compartir:
Ir arriba