Cuidados para personas mayores con alzheimer

cuidados-personas-alzheimer

¿Qué es el alzheimer?

El alzheimer es una condición neurodegenerativa que afecta comúnmente a las personas a partir de los 65 años de edad afectando su memoria y las capacidades cognitivas.

Cuidados para personas mayores con Alzheimer

Las personas que son detectadas con alzheimer van sufriendo a medida que progresa la enfermedad de diferentes síntomas que se van agravando con el tiempo como la pérdida de la memoria, cambios en la personalidad, dificultad para comunicarse, problemas de atención y orientación entre otros. Es por ello que requiere cuidados especiales para sobrellevar el día a día y el avance de la enfermedad. 

Es importante saber que el alzheimer no tiene cura y una vez detectado por el especialista las personas tienen un determinado periodo de tiempo. Los cuidados principales de las personas con alzheimer deben recaer sobre el estado de autosuficiencia en el que el paciente entra para cuidarse a sí mismo. Es por eso que una tercera persona es vital para abordar los cuidados básicos naturales de las personas, como beber agua, comer, el aseo personal, entre otros. 

En la primera etapa de la enfermedad es recomendado adaptar el entorno donde el paciente vive para darle más seguridad y reducir responsabilidades a la persona que se encargue de sus cuidados. Para esta adaptación del entorno es importante reducir las rutinas y simplificarlas lo más posible, etiqueta todo los objetos, comidas y espacios de la casa que sean necesario para la rutina del enfermo. Otro dato importante que se debe considerar es la colocación de una pulsera identificativa con información del contacto para localizar en caso de pérdida o un localizador GPS. 

En las últimas etapas de la enfermedad, los pacientes suelen perder diferentes facultades, tales como comer o masticar por sí solos, en este caso los cuidadores deben suministrarle una dieta líquida aportando así todos los nutrientes necesarios. En casos más avanzados es necesario la colocación de sondas gástricas para alimentar al paciente. Y a medida que la enfermedad avanza surgen otras enfermedades como la desnutrición, úlceras de presión, problemas de higiene o infecciones respiratorias, y es indispensable un cuidado profesional para atender al enfermo y mantener una buena calidad de vida hasta su fallecimiento.

¿Qué es el Alzheimer?

El alzheimer es una enfermedad que afecta directamente a la memoria de las personas, y a medida que va pasando el tiempo se agrava los síntomas, degenerando así todo el sistema neurológico y cognitivo del paciente. El alzheimer es una enfermedad que le va quitando todas las capacidades a las personas de ser autónomas para llevar a cabo sus actividades diarias requiriendo así durante las últimas fases de la enfermedad de un tercero para las atenciones básicas, además es una enfermedad que no tiene cura.

La enfermedad de alzheimer afecta principalmente al sistema neurológico de las personas mayores de 60 años de edad, sin embargo, hay casos en los que se detecta la enfermedad a personas con menos edad.

Fases del Alzheimer

Como toda enfermedad, cada caso es muy diferente al otro, cuando hablamos del alzheimer se puede clasificar por etapas una evolución típica de la enfermedad aunque los síntomas o momentos para la persona sea diferente. Existen dos formas de evaluar las fases de la enfermedad, la primera es la que marca la evolución de la demencia del enfermo con leve, moderada y grave.  El sistema más usado por los profesionales médicos es el que se basa en la escala de GDS y se basa en siete etapas por las que pasa el adulto en su evolución de la cognición y la función en las actividades cotidianas una vez diagnosticado el alzheimer.

La primera fase inicia con los primeros síntomas o anormalidades dentro de la capacidad cognitiva.

La fase dos engloba a todas las personas mayores de 60 años que por lo general han sufrido alguna pérdida de memoria propias del envejecimiento, pero médicamente siguen siendo irelevantes.

En la tercera fase denominada la GDS 3 es cuando el deterioro cognitivo ya es un aspecto para preocuparse e iniciar los estudios médicos. Ya en esta fase la persona presenta dificultades para comunicarse, se desorienta en entornos poco comunes y pierde objetos de uso cotidiano. 

La fase cuatro ya se encuentra con un deterioro cognitivo y se le dificulta a la persona realizar tareas complejas.

A partir de la fase cinco la persona necesita la ayuda constante de un tercero porque la desorientación y el desequilibrio es notorio completamente.

Llegando hasta la última fase de la enfermedad donde la persona pierde el habla, las capacidades básicas como caminar, comer.

¿Cuáles son los síntomas del Alzheimer?

Los síntomas más frecuentes del alzheimer son los cambios en la personalidad, dificultad para caminar, comunicarse, pérdida de la memoria y desorientación, problemas de atención, falta de energía e incapacidad para resolver problemas sencillos. Aunque en muchos casos, los primeros síntomas que muestra la persona son relacionados con el envejecimiento, es importante evaluar la evolución de los mismos para que un especialista determine si el adulto mayor sufre o no de alzheimer.

¿Cómo son las residencias de ancianos especializadas en Alzheimer?

Las residencias de ancianos especializadas en alzheimer están adecuadas para ofrecer a los pacientes en atención primaria de acuerdo a todas sus necesidades básicas. Las personas con alzheimer son completamente dependientes y en muchos casos la inestabilidad de los familiares no permiten el cuidado adecuado para los adultos mayores, es por eso que las residencias especializadas son una opción positiva  para la seguridad y el bienestar del anciano. 

Una residencia de mayores para personas con alzheimer debe ofrecer toda la seguridad, higiene, comodidad y personal profesional para la atención de los enfermos. Además de promover las actividades cognitivas, la estimulación y actividades recreativas para que el progreso de la enfermedad sea más lento, aunque se trata de una enfermedad que no quiere cura, se puede alargar lo más posible o darle a los adultos mayores una mejor calidad de vida. Otro aspecto muy importante que debe resaltar de los centro de mayores con alzheimer es el afecto y la atención personalizada, porque cada adulto es diferente con el avance de la enfermedad. El equipo médico debe ser responsable, atentos, tener mucha paciencia y ser profesionales en las diferentes tareas que debe cumplir dentro del centro de mayores.

Los cuidados básicos de una persona mayor con Alzheimer en una residencia

Las personas que sufren de alzheimer a medida que progresa la enfermedad van perdiendo sus facultades cognitivas que le impide realizar con agilidad las actividades diarias. Por lo tanto, los cuidados básicos que debe ofrecer una residencia de ancianos es cubrir todas las necesidades básicas desde la higiene, alimentación e hidratación, mantener en la medida de lo posible la movilidad con actividades que lo activen. 

En las fases más avanzadas de la enfermedad el anciano va a necesitar ayuda con la orientación, los cambio de ánimo y desequilibrio emocional, así que el equipo del centro de mayores tiene que tener la capacidad de hablar con la persona tranquilizarla y promover todas las actividades posibles para estimularlos y que sea un rato divertido y pacifico para los enfermos sin que se sientan incómodos.

Si te ha gustado el artículo, no te olvides de Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Únete a nosotros, recibe consejos sobre el mundo de las personas mayores y consigue descuentos.

¡Suscríbete* y recibe en tu correo electrónico valiosos consejos!

Al registrarte, aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra Política de Privacidad. *Recibirás consejos y ofertas de GransLiving.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ir arriba