Solicitar Cambio de Residencia de Ancianos

En España hay muchas ofertas tanto públicas como privadas de residencias para personas mayores. Para entrar a una residencia de ancianos hay que cumplir una serie de requisitos y más aún cuando son plazas públicas. Los requisitos más comunes son ser mayor de 65 años de edad, tener DNI español y estar empadronado en la comunidad autónoma donde se encuentre la residencia que elijas.

¿Cómo solicitar el cambio de una residencia de mayores?

Cada comunidad autónoma tiene sus requisitos y normas para hacer los cambios de residencias, así como cada residencia, puedes conocerlos en nuestro blog requisitos para entrar en una residencia. Sin embargo, cada una tiene como objetivo facilitar el cambio de residencia.  En principio la red de residencias públicas tienen un procedimiento único para el cambio y solo lo pueden hacer las personas que ocupan una plaza permanente en un centro público y este cambió debe solicitarse con un tiempo límite que sea posterior al periodo de adaptación, es decir, un año como mínimo transcurrido desde el ingreso en el centro de mayores. 

Requisitos para el cambio de la residencia

Cuando se pertenece a una residencia de gestión pública y se quiere hacer un cambio de residencia hay una serie de requisitos que se debe cumplir. En principio cada comunidad autónoma tiene sus requisitos, pero de forma general los principales son por supuesto el tiempo de permanencia del residente dentro del centro, está debe ser permanente y mayor de un año para poder hacer la solicitud de cambio de residencia, otro de los requisitos importantes y que se considera de forma urgente son los motivos de salud.

Los residentes que estén diagnosticados con alguna enfermedad específica y que requieran de atención médica constantemente, es necesario que el centro geriátrico quede cerca de su médico o de un centro sanitario donde lo puedan atender. Así que si el residente, durante su estancia en el centro, se enferma y requiere el cambio de residencia, este motivo es muy válido. No todas las residencias en España cuentan con servicios específicos de acuerdo a las enfermedades.

Otro motivo muy válido para solicitar el traslado de residencia es la falta de adaptación por parte del centro de mayores y su infraestructura para cubrir las necesidades de movilidad del adulto mayor. Se pueden conseguir centros especializados en las dificultades físicas de los adultos mayores como los que andan en silla de ruedas, por ejemplo. Y por último y no menos importante, el reagrupamiento familiar, si la familia del residente debe mudarse por razones laborales o cualquier otra a una comunidad autónoma diferentes, el residente debe cambiar de residencia, así que es un motivo también válido para solicitarla. También en este punto vale destacar si la familia del residente se muda o traslada a otro municipio dentro de la comunidad autónoma, también se puede solicitar el cambio de residente para una más cercana al domicilio. 

¿Dónde se presenta la solicitud para el cambio de residencia?

Actualmente se puede presentar la solicitud de varias maneras, principalmente mediante vía telemática, teniendo en digital toda la documentación requerida y aunque depende mucho de la comunidad autónoma a la que pertenezca el centro de mayores. La delegación dónde se hace la solicitud es la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de cada Comunidad Autónoma, también puede hacerse con la Administración General del Estado o las Administraciones delegadas en cada Comunidad Autónoma. 

Si te ha gustado el artículo, no te olvides de Compartir:
Ir arriba